EP-31491 Chalet De Lujo En Bonanza Madrid

Chalet de Lujo en Bonanza Madrid

Tipo de propiedad: Chalet
Superficie: 545 m2
Superficie de parcela: 1860 m2
Habitaciones: 3 + Servicio
Baños: 2 + 2 Aseos
Número de Plantas: 3 + Ático
Distribución:
Planta Principal: salón con salida al porche, cocina con office y salida al jardín; despacho, aseo, sala de juegos, habitación de servicio y trastero.
Primera Planta: salón comedor con chimenea y acceso a terraza, dormitorio principal en suite con terraza; sala de estar, aseo, tres habitaciones y un baño.
Ático de más de 130 m2 con acceso independiente y posibilidad de unir a la vivienda. Consta de salón comedor, cocina, una habitación, un baño y dos amplias terrazas, una abierta con orientación Noroeste y otra cubierta con orientación sur.
Cualidades: Calefacción, Muy Luminoso
Extras: Piscina, Jardín Privado, Área de Servicios, Garaje para 2 coches, Trastero, 2 Terrazas
Conservación: Buen estado, precisa algunas reformas y ático reformado recientemente
Precio de venta: 820,000 €

Referencia: EP-31491
https://www.everyprop.com/propiedad/ep-31491-chalet-de-lujo-en-bonanza-madrid/

Galería:

Síguenos en las Redes Sociales.
Facebook Twitter LinkedIn Instagram Youtube

Contáctanos

NOTA DE INTERÉS

Ideas para darle un aire moderno y sofisticado a tu cocina.
PARTE 1.
Everyprop International Luxury Realty

Aunque no es habitual verlo en la decoración de una cocina, el negro, combinado sabiamente, puede bordar un ambiente sofisticado y con personalidad. Al ser un tono neutro, se mezcla fácilmente con amarillos, rojizos, blancos, y tiene una enorme ventaja en los espacios de mucho uso: nunca parece sucio. Los expertos de Houzz te ofrecen ocho ideas para que te atrevas a pintar de negro la cocina con éxito.

1. Paredes, puertas y ventanas, en negro; pero los muebles… ¡en blanco!
Esta cocina disfruta de la elegancia que aporta el negro, al mismo tiempo que no renuncia al clásico blanco para los muebles. El suelo, de baldosas también negras aunque con dos zonas diferenciadas imitación de suelo hidráulico en un juego de blanco y negro, tiene la apariencia de unas alfombras vinilicas.

Consejo. Elige una bombilla vista con el cable rojo, para reforzar la combinación de estilos –nórdico, industrial y americano.

2. Apoya el peso de los muebles negros en los pomos blancos
El negro es un color pulcro: logra ambientes de trabajo agradables y sin estridencias. Mezclalo con unos simpáticos pomos blancos, sobre de madera y el acero inoxidable se fusionan a la perfección.

Consejo. La iluminación se resuelve con unos focos de bajo muebles, que generan un ambiente cálido y agradable.

3. Matrimonio perfecto: el color negro y el ladrillo visto
El ladrillo visto realza el aspecto industrial de la cocina. Aquí la calidez se consigue gracias al suelo, de madera, y a la mesa con unas simpáticas sillas de color amarillo.

Consejo. Para no perder luminosidad, a pesar de que el negro de los muebles se repita en las ventanas, no pongas cortinas y coloca lámparas blancas, discretas pero efectivas.

4. Reserva una pared de pizarra
En un contexto blanco, consigue un aire desenfadado e informal, optando por una pared de pizarra. El negro gana aún más protagonismo, gracias al marco de aluminio de la ventana, también pintado de negro.

Consejo. Usar el contrapunto de las plantitas aromáticas verdes, para dar un toque natural a la cocina.

Fuente Idealista.com