EP-31397 Ático de Lujo en Trafalgar Madrid

Ático de Lujo en Trafalgar Madrid

Tipo de propiedad: Piso
Superficie: 110 m2
Habitaciones: 3
Baños: 2
Distribución: Hall de entrada, salón comedor con salida a la terraza, cocina con office, tres habitaciones y dos baños.
Cualidades: Muy Luminoso, Calefacción y Aire Acondicionado
Extras: Terraza, Garaje para dos coches
Conservación: Muy buen estado
Precio de alquiler: 3,000 €/mes (Fianza de 1 mes y Depósito de Garantía requerido)

Referencia: EP-31397
https://www.everyprop.com/propiedad/ep-31397-atico-de-lujo-en-trafalgar-madrid/

Galería:

Síguenos en las Redes Sociales.
Facebook Twitter LinkedIn Instagram Youtube

NOTA DE INTERÉS

Consejos prácticos para reformar un piso y ponerlo en alquiler
PARTE 2.
Everyprop International Luxury Realty

En el baño ofrece todas las prestaciones extra que puedas, eso incrementará el atractivo de tu piso. Incluye, por ejemplo, una amplia zona para guardar los productos de tocador, una lavadora o instala un lavabo de apoyo sobre una encimera con cajones suspendida, para dejar libre el suelo y que parezca más amplio.

Por otro lado, puedes optar también por un lavabo más estrecho, ganando superficie de paso. Para cambiarle la imagen, busca un revestimiento para las zonas secas, como puede ser un friso de madera sobre rastreles. En este ejemplo, el revestimiento continúa en el techo, lo que permite además ocultar la instalación de la nueva iluminación.

Otro golpe de efecto importante en un baño es la renovación del suelo. Opta por un material muy resistente como el porcelánico, ya que si necesitas instalarlo encima del revestimiento existente es el más adecuado al presentar unos espesores reducidos de entre 3,5 y 6 mm.

Con este material puedes recrear la apariencia de la baldosa hidráulica lo cual, unido a una paleta de colores en sintonía con el resto de la casa, aumentará la coherencia decorativa de la vivienda.

A la hora de pintar piensa también en una propuesta estética de conjunto, para que opere como una herramienta que genere una decoración más coherente. Una idea puede ser elegir una paleta de colores para la pared y otra para las molduras y rodapiés. También puedes crear focos de atención en alguna pared que te interese resaltar con colores más elaborados. Una librería anticuada, por ejemplo, puede renovarse completamente si la integras con el color de la pared.

El almacenamiento es otra cuestión que da muchos puntos a una casa. Se puede distribuir por distintas zonas de la vivienda, en forma de módulos abiertos o cerrados. Siempre que sea posible, empótralos entre paredes y aprovecha los elementos de obra para formarlos. En el dormitorio compensa la falta de metros con módulos equipados para cubrir todas las necesidades de almacenamiento.

En el caso de áticos y buhardillas una reforma te puede proporcionar también más metros útiles, habilitando espacios ocultos bajo las cubiertas. Las obras requerirán seguramente reforzar estructuralmente el forjado, así como incorporar aislamiento termoacústico. Para que el ambiente sea del todo habitable, será necesario abrir alguna ventana en el techo. Elige materiales que aporten amplitud visual, como cielorrasos de yeso laminado, tableros de fibra de densidad media pintados y suelos de madera maciza.

La terraza o el patio son un valor añadido que no puede desperdiciarse, por lo que será conveniente acondicionarlos para que seduzcan al posible inquilino. En el suelo puedes instalar, por ejemplo, una tarima de madera o baldosas autoportantes, para no tener que hacer obra. Otra alternativa para renovar la imagen del suelo es instalar un césped artificial o cubrir una zona con grava. No te olvides de acondicionar la barandilla: revístela con tramas de bambú o dale privacidad mediante una vegetación con porte.

Si vives en un edificio en el que se puede cerrar un balcón o la terraza, de este modo conseguirás un espacio extra para ofrecer, por ejemplo, como lugar de trabajo. Esta obra también reforzará el aislamiento térmico y acústico de la vivienda. Por eso, no escatimes en ventanas con rotura de puente térmico y en vidrios climáticos.

Fuente Idealista.com